Barreda “el Noble”

Barreda, el bisnieto de la marquesa de Treviño y nieto del conde de La Cañada.

El presidente socialista de Castilla-La Mancha, con orígenes nobiliarios, comenzó su andadura política en el Partido Comunista de España.

Con su imagen de capa caída, mendigando entrevistas en los medios de comunicación de carácter nacional para intentar lavar su “traición” a Zapatero y posterior ridículo de rectificaciones, el presidente socialista manchego, José María Barreda, comunista en sus comienzos políticos, intenta renegar de sus orígenes nobles -marquesado y condado incluido- que le han proporcionado, entre otras cosas, tremendas posibilidades sociales, laborales y, sobre todo, económicas.

A José Mª Barreda le está costando levantar cabeza tras comprobar cómo hasta cuatro encuestas -en El País, El Mundo, ABC, y Agencia EFE- le sitúan como perdedor -y gran fracasado- en las próximas elecciones autonómicas contra la popular Mª Dolores Cospedal.

Esta circunstancia, para un político como él, apoltronado en su sillón y coche oficial -desde hace casi treinta años- que le trae todos los días desde su casa en la Villa y Corte de Madrid a Castilla-La Mancha, es insoportable, porque va a concluir con el chollo de su vida. Si bien es cierto que aunque José María Barreda se lucra y enriquece en la política de la que viven él y su mujer, mucho de lo que tiene le viene de la cuna, de sus raíces nobiliarias.

Pese a que en sus años de juventud rebelde, Barreda intentase separarse de los aires de nobleza de su familia, el descendiente de marqueses y condes ha recuperado últimamente esos delirios de grandeza y no deja de demostrarlo día a día.

José María Barreda Fontes es el cuarto de una familia de seis hermanos, hijos de Fernando Barreda Treviño y Dolores Fontes Acedo-Rico. Su padre era hijo del poeta, periodista y político, Luis Barreda y de la heredera del marquesado de Treviño y Gotor, María de la Concepción Treviño, hermana del titular del marquesado. Su madre era hija única de Ramón Fontes y Pilar Acedo-Rico, hija esta última del Conde de La Cañada, y su tatarabuelo por parte de madre fue regidor de Villanueva de los Infantes en el S. XIX. Unos orígenes nobiliarios y un hermano, Ramón, que ocupó la Concejalía de Festejos de su ciudad natal bajo las siglas del Partido Popular.

Por línea paterna, su familia pertenece a la aristocracia local de la provincia de Ciudad Real y tiene una larga tradición de terratenientes. Luis Barreda, abuelo del presidente socialista, fue el presidente que la Dictadura de Miguel Primo de Rivera impuso en la Diputación de Ciudad Real. Además, comprometidos con el movimiento del 18 de julio, los Treviño fueron masacrados por el bando republicano.

De hecho, el tío abuelo de Barreda, Juan Manuel Treviño Aranguren fue el fundador de los sindicatos católicos agrarios y fusilado por las ‘hordas rojas’, tal y como figura en una lápida en una finca de la familia, junto al resto de familiares muertos por ‘Dios y por España’. Ni los Treviño, con quien emparentan los Barreda, ni los Fontes Acedo-Rico pasaron hambre en los años de posguerra, con un gran número de propiedades, fincas y criados.

De gran tradición cristiana -no en vano el lema del escudo de su familia materna es ‘Por la fe moriré’- los padres del presidente socialista, Fernando Barreda Treviño y su esposa Dolores Fontes Acedo-Rico, fueron unos de los devotos más generosos con la Iglesia de Ciudad Real.

Así, junto a la imagen de la Virgen del Sagrado Corazón, figura en una placa cómo ambos fueron “unos de los principales donantes”. De hecho, la corona de esta Virgen se hizo con las joyas de su abuela. Seguro que su apoyo a la Ley del Aborto y a los posicionamientos más radicales de José Luis Rodríguez Zapatero en este sentido disgustaría mucho a sus antepasados.

José María Barreda se afilió al Partido Comunista de España (PCE) y más tarde al PSOE. Tras veintiocho años en el Gobierno de Castilla-La Mancha, leyó su tesis doctoral en 1986 (siendo Consejero de Educación), titulada “Caciques y electores. Ciudad Real durante la Restauración, 1876-1923”. Veinte años después de leer esta tesis doctoral, para la que tuvo que abrir el baúl documental de la familia, Barreda cambió unilateralmente la Ley Electoral de Castilla-La Mancha con los únicos votos del PSOE, por lo que recibió las críticas de haber cometido un gran pucherazo: ahí es donde Barreda demostró sus verdaderos orígenes.

Todo este origen nobiliario le ha permitido a Barreda gozar de grandes y abultadas herencias, así como disponer de un patrimonio que es completamente oculto, salvo propiedades como las que adquirió en el año 2000, como su casa en la capital de España, en la que vive y desde la que tiene que desplazarse diariamente a la comunidad que preside. Situada en la Calle Arenal, en Madrid, justo encima de la Chocolatería San Ginés, … aquella de los señoritos madrileños de principios de siglo… las cosas de los nobles.

Fuente: periodistadigital.com y diario La Gaceta.

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario